Consejos saludables en Navidad

Adobestock_181787062.original

Se acercan las Navidades y en Bestcycling ya ha llegado el espíritu navideño. Nos hemos dado cuenta no solo porque hayamos puesto un árbol gigante si no porque la oficina misteriosamente se ha llenado de chocolates, turrones, mazapanes, botellas de champán y algún que otro “dulce” típico de estas fechas.

A nosotros nos encanta el deporte y excedernos puntualmente no es algo que nos preocupe excesivamente, pero sí que es cierto, que estas fechas de grandes comidas y grandes excesos pueden repercutir negativamente en tu entrenamiento y en tu forma física, al menos de manera temporal.

Es por eso que nos ha parecido interesante darte unos consejos básicos que minimicen, al menos un poquito, los efectos que tienen estas dos semanas de Navidad.

Por un lado no podemos obviar que son muy comunes las cenas de grupo. Bien de tu empresa, con los amigos o grupos sociales diversos. Estas cenas son muy positivas y te animamos a que acudas pero si puedes, un primer consejo puede ser que elijas la opción más saludable dentro de la carta que te ofrezcan. Ensaladas, purés, cremas, pescados o carnes a la plancha, no abusar de las opciones fritas o rebozadas, del pan y elegir un postre más natural o, si puedes, obviar el postre. Piensa que tienes muchos días por delante y seguro más de una oportunidad de darte un capricho dulce.

Por otro lado están las comidas y cenas familiares. Estas no se pueden obviar y en la mayoría de los casos, son días que la comida está muy rica (sobre todo si la hace “mamá”) y no queremos escatimar en disfrutar. Tampoco es necesario. Nuestro segundo consejo es que comas de todo pero en tu plato. Seguro que tendrás ante ti la mesa llena de aperitivos y diferentes manjares, un segundo plato o un par de ellos y la bandeja enorme de postres y dulces. Te aconsejamos que elijas una porción de todo lo que quieras comer y lo coloques en tu plato antes de empezar. Así sabrás lo que estás comiendo y al ver el plato lleno, la sensación de saciedad llegará antes, tu cerebro sabrá que es suficiente y no tendrás esas ganas imperiosas de seguir atracando la mesa.

Además de las comidas y el aumento desmesurado de nuestras ingestas, no podemos olvidar que el consumo de bebidas alcohólicas es mayor y que en muchos casos, damos por perdida la batalla y simplemente nos dejamos llevar. En este caso, piensa en las fiestas que realmente te apetece disfrutar, quizá la cena de Nochebuena o la noche del último día del año, la cena anual con tus amigos o porqué no, la cena de tu empresa. Elige previamente qué días prefieres y limita la ingesta de alcohol a esos momentos. Las comidas y cenas las puedes hacer con un buen vaso de agua y si no puedes resistirte al buen vino o a brindar con champán, recuerda alternar estas copas con agua. Te saciarán y minimizarán los efectos del alcohol, tanto en el momento como a posteriori.

Y aunque sería un poco repetirnos, bebe agua durante todo el día. Si te propones llevar contigo una botellita de agua y bebes cada poco tiempo, al cuerpo le costará menos digerir lo que comas y lo que bebas, además de tener menos ansiedad por comer y por beber.

Por último y para nosotros el consejo más importante es que te mantengas activo/a. No podemos evitar las comidas copiosas, ni debemos tampoco. Son momentos puntuales del año que a todos nos gusta disfrutar y que creemos sinceramente que es positivo que lo hagamos. Pero lo que sí podemos hacer es incluir el ejercicio físico durante estos días.

Si eres deportista y estás acostumbrado/a a una rutina, no la dejes. Se firme con ella o modifícala si es necesario, pero que esté presente. Un paseo en familia en vez de una larga sobremesa, salir a caminar por la mañana, nadar en la piscina de tu zona, un partido amistoso con tus amigos, salir a correr por el parque e incluso jugar con tus sobrinos. Cualquier actividad que te mantenga activo/a. 

Nosotros te recomendamos que dediques una hora al día a hacer cualquier cosa de éstas. Si entrenas con nosotros, puedes hacer una clase de cualquiera de las actividades que tenemos y si puedes combinarlas entre sí, mucho mejor. El trabajo de fuerza junto con el trabajo cardiovascular es altamente efectivo por lo que no solo te ayudará a no ganar peso estos días y a no sentirte débil, si no que estarás más energético/a y con menos ansiedad ante los grandes eventos.

Todos estos consejos te ayudarán sin duda a que este año nuevo puedas proponerte cualquier otra cosa que no sea “recuperarte de las Navidades” pero sin duda nuestro consejo estrella es que las disfrutes. Aprovecha el tiempo que pasas con gente a la que no ves nunca, o con gente a la que quieres, pásatelo bien estos días y saca lo mejor de ellos. En definitiva, se feliz porque como bien sabes, ser feliz es lo más importante.

Y no te preocupes por nada porque si no consigues poner en práctica todos estos consejos, nosotros estaremos aquí para ayudarte después.

Que tengas unas felices Navidades y ¡a practicar Bestcycling!”

YA SOMOS
368.045
BestCyclistas
en todo el mundo...

COLABORADORES

  • Partner-logo1
  • Axtro Web Applications
  • Axtro Web Applications