Seas como seas el ciclo indoor está hecho para ti

Foto_articulo_individualizacion.original

Tanto monitores como usuarios de clases de ciclo indoor hemos oído alguna vez eso de: “el spinning no es para mí, muy duro y muy difícil, yo no puedo seguirlo”  El “spinning” o ciclo indoor tiene, como sabemos, el primer día mortal que todos recordamos. Y esto ni siquiera tendría porqué ser así. Seas como seas y te pase lo que te pase, el ciclo indoor está hecho para ti. La clave es aplicar el principio de individualización del entrenamiento, des clase o la recibas.

¿Qué es el Principio de Individualización?

El principio de individualización no es otra cosa que la adaptación de cualquier carga o ejercicio, al ritmo de aprendizaje y punto de partida de la persona que lo realice. Es decir, modificar las características del ejercicio o tarea, para adaptarlas a las peculiaridades y necesidades de cada individuo.  Aplicando este principio cualquier persona puede disfrutar y entrenar con el ciclo indoor y tanto si eres usuario de clases como si las impartes, este artículo te interesa.

¿Por qué es importante el principio de individualización?

Si eres monitor, éste es el aspecto que debe marcar el diseño de tus sesiones y su puesta en práctica cada día. Debes conocer qué puntos fuertes y débiles tienen tus alumnos y cómo adaptar tanto tu clase, como las bicis a cada uno de ellos  para que lleven  todos el mismo el mismo patrón. Te asegurarás una actividad con riesgo minimizado y la certeza de que todos pueden seguir y disfrutar la clase en función de sus posibilidades. Esto dará mucha más calidad a tus clases y los alumnos confiarán en ti. Se sentirán cuidados y verán como progresan sin dañarse, ni sufrir la adaptación. Esto es fundamental y básico como buen profesional.

Si eres usuario de clases, también te interesa. Una primera vez, una recuperación de una lesión, un desconocimiento de la actividad, un sobrepeso importante, falta de tono muscular, sobreentrenamiento, objetivos muy altos, etc. Sea como sea, conocer cuáles son tus límites, cómo debes regularte en clase y qué tienes que tener en cuenta, solo puede hacer que progreses y por supuesto, que también te cuides.

El ciclo indoor es una actividad que ofrece muchas posibilidades y la adaptación continua es la herramienta que nos lleva a todas ellas. Te explicamos a continuación qué aspectos debes tener en cuenta tanto si eres alumno como si eres profesor.

Ajuste de la bicicleta: Como monitores debemos prestar atención que todos nuestros alumnos sepan cómo tienen que ajustarse la bici. Fijarnos en el pedaleo de cada uno de ellos y valorar si el ajuste es correcto o no. A menudo,  nuestros alumnos no se dan cuenta de estas cosas y es tarea nuestra estar pendiente que todo el mundo pedalee cómodo y seguro. Como usuario no debes olvidar esto nunca. Si no recuerdas cómo se ajusta la bicicleta, en este vídeo te lo explicamos.

Técnica de pedaleo: A nuestras clases entrarán usuarios de mediana edad, más mayores, con sobrepeso, atléticos, etc. Normalmente la clases son bastante heterogéneas. No todos tienen porqué saber cómo se pedalea correctamente en la bici y muchas veces cuando falta una técnica correcta, acarrea lesiones y molestias achacándolo directamente a la actividad.  Molestias y lesiones que pueden evitarse si sabemos pedalear bien. ¿Te suena eso de “me duele la espalda después de la clase” y al corregir la técnica: ¡magia! Ya no te duele, pues ahí lo tienes. La ejecución correcta de cualquier ejercicio o actividad la hace mucho más saludable y por supuesto mucho más efectiva. Tanto si es tu caso como si no, este vídeo te explica perfectamente cuál es la técnica correcta de pedaleo para que lo tengas claro del todo.

El Ritmo musical: Te gusta el ciclo pero no puedes pedalear a velocidades muy altas, no pasa nada. Controla la resistencia. No la pongas baja del todo porque se te irán las piernas y hace más difícil seguir cualquier ritmo. Resistencia siempre. Bajita para ritmos altos y a fijarse en el golpeo. Si no puedes seguir el ritmo inténtalo más lento. Poco a poco la musculatura se adapta y llegarás a seguir el ritmo a cualquier velocidad. Sin prisa. Cuando eres monitor, debes fijarte en esto. Evalúa a los alumnos. Si la mayoría tiene dificultades en seguir ritmos altos, no los hagas. Utiliza frecuencias altas pero no mucho y que se vayan adaptando, de manera progresiva, trabajando en llano con fluidez.

Subir la Resistencia: Si es tu primer día, olvídate. Quédate con una carga media, cómoda y céntrate en seguir el ritmo y coger la técnica de pedaleo.  Poco a poco irás soportando más carga y tendrá sentido subirla. Eso sí poco a poco. El ajuste de la carga es algo que tanto el monitor debe saber transmitir, como el alumno saber interiorizar. Te dejamos este artículo que explica cómo puedes calibrarla.

Durante la sesión: Busca encontrarte bien aunque eso te suponga hacer un poquito menos. Evalúa tu estado físico y tus objetivos para que vayan acorde con el tipo de entrenamiento de la clase. Procura seguir las indicaciones del monitor. Irás entrenando sin darte cuenta y tu cuerpo te irá pidiendo cada día más. Como monitor, ten presente hacer clases en función de la forma física de tus alumnos,  facilitarles los descansos durante la sesión, no abusar de frecuencias demasiado altas si no las siguen, ni de resistencias demasiado extenuantes si ves que al ponerlas pierden el ritmo. Es decir, tus alumnos deben influir en el diseño de tu sesión.

Tipo de entrenamiento: en ciclo indoor hay clases de todo tipo. Conoce para qué sirve cada perfil, qué significa trabajar en cada zona cardiaca y si tus objetivos van en relación a esas clases. Por ejemplo, imagina que estás entrenando con clases muy intensas siempre y tu objetivo es perder peso. Quizás en este caso, te interese bajar la intensidad y trabajar de manera más eficiente. Como usuario es interesante que conozcas estas cosas para que las adaptes a ti y como monitor que las integres en tu programación y varíes de perfiles cuidando siempre la salud de tus alumnos. Si controlas esto, puedes programar un mes de pérdida de peso, un mes de mejora aeróbica, dos meses de “ponte en forma”, etc. En fin…lo que quieras. Para facilitarte este repaso,  te recomendamos que visualices éste vídeo.

En resumen, nuestro consejo es que si no has hecho aún una clase de ciclo porque crees “que esto no es para ti”, te animamos a que lo pruebes. Ajusta la bici a tus medidas, apréndete la técnica correcta e intenta llevar el ritmo lo primero. Cuando ya lo domines, comienza por variar las resistencias según el perfil de clase y siempre evaluándote en cada momento. Convéncete, el ciclo indoor está hecho para ti.

Si hay algo que es realmente bueno y capaz de darte tanto…¿en serio quieres perdértelo?

YA SOMOS
363.573
BestCyclistas
en todo el mundo...

COLABORADORES

  • Partner-logo1
  • Axtro Web Applications
  • Axtro Web Applications